Celebrando el Día Mundial de la Pesca

Celebrando el Día Mundial de la Pesca
noviembre 21, 2020 AmazCitSci

El Día Mundial de la Pesca se celebra el 21 de noviembre. A través de la pesca, pescadores y pescadoras garantizan la alimentación de sus familias, generan recursos económicos para su sustento y contribuyen a una gran cadena de producción de este importante recurso alimentario para diferentes poblaciones. En la Cuenca Amazónica la pesca es una actividad fundamental para la seguridad alimentaria de las poblaciones urbanas y rurales y se estima que el pescado es para ellas la principal fuente de proteína y varios otros nutrientes. Una encuesta en la región de Río Negro  (Brasil) encontró que el pescado representaba el 75% de la dieta allí  (Begossi et al., 2019 – disponible en inglés).

Para celebrar la fecha, la Red Ciudadana de la Ciencia de la Amazonía realizó el 20 de noviembre una conversación en línea sobre la pesca en la Amazonía, para discutir el tema con los pescadores de Brasil. Marcelo Apel, representante de la Consejo Pastoral de Pescadores, lideró la conversación con Edinaldo Darocha Silva, pescador y representante del Movimiento de Pescadores y Pescadores del Bajo Amazonas (MOPEBAM), Raimundo Queiroz y Wanderlândia Moreno Rodrigues, pescadores de Amazonas. Isaurina Lima Moraes, pescadora de Rondônia, y Josana Costa, pescadora y representante del Movimiento Nacional de Pescadores y Pescadores Artesanales de Brasil, participaron a través de mensajes de video.

Como señaló Raimundo Queiroz al finalizar el evento, la pesca, combinada con estrategias de cogestión sostenible, es fundamental. “[…] No hay otra forma de recuperar las poblaciones anteriores de peces en el río, y para que esto dé una mejor calidad de vida a los pescadores, [la forma] es la preservación. Pero preservando de una manera que no prohíba todo, sino que haga que pescadores y ribereños, que dependen de la pesca, pasen a hacer esta pesca de forma sostenible […] para que podamos garantizar que este pez siga existiendo, dándonos la oportunidad de vivir de ese producto”.

La transmisión completa está disponible en línea:

La importancia de la pesca

Como informa UN News (disponible en portugués), “el Banco Mundial estima que 120 millones de trabajadores a tiempo completo y parcial dependen directamente de las cadenas de valor de la pesca comercial. Al menos el 91% de los pescadores y trabajadores de la industria pesquera están vinculados al área de pequeña escala. Aproximadamente el 47% de la fuerza laboral de la pesca artesanal son mujeres. En los países en desarrollo ocupan 56 millones de puestos de trabajo principalmente en actividades posteriores a la captura y comercialización de productos pesqueros”.

Al mismo tiempo, los recursos pesqueros a menudo están sobreexplotados. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), más de un tercio de las poblaciones mundiales están sobreexplotadas. Su publicación El estado mundial de la pesca y la acuicultura 2020, tiene como uno de sus principales mensajes que el manejo es la mejor estrategia de conservación: “Todos los ecosistemas acuáticos deben ser evaluados y manejados con base en el enfoque de ecosistemas. Dada la presión sobre los medios de vida y la seguridad alimentaria en muchas regiones en desarrollo, los desafíos para lograr la sostenibilidad requieren medidas que van más allá de los objetivos de protección” (en la versión en línea de SOFIA).

La Declaración conjunta de la  Iniciativa Aguas Amazónicas, refuerza la importancia del manejo de pesquería en escala adecuada, “[…] atendiendo a los requerimientos para cumplir con los ciclos de desarrollo de las principales especies pesqueras, e involucrando activamente a pueblos indígenas, poblaciones locales, pescadores, autoridades y sociedad civil de manera que sus intereses sean representados adecuadamente y se respete sus derechos humanos y ciudadanos”.

Para alcanzar esos objetivos, el concepto de Manejo Integrado de Cuencas  es un marco de acción que permite llevar a cabo actividades de conservación a diferentes escalas. De esa manera, tal como también proponemos en la Red Ciencia Ciudadana para la Amazonía, la gestión de los recursos pesqueros requiere una visión multiescala e integradora con enfoque de cuencas, reconociendo que el ecosistema amazónico está interconectado y requiere de una visión local, regional y global para abordar su conservación y desarrollo.